José Menéndez, Pepe Pachu, es el 2º por la izquierda en la segunda fila
Parroquiano del año 1998

JOSÉ MENÉNDEZ VALDÉS, para nosotros, Pepe Pachu. Pepe nació en Mariñes un 10 de junio de 1934, hijo de Eduardo y de Romualda, ambos naturales y vecinos de la parroquia. Eduardo de Mariñes y Romualda de Parades. Tuvo 5 hermanos de los que sobreviven 3. Se educó en la escuela de Biedes con D. Paciano, que le castigaba mucho porque no era demasiado buen estudiante, también le castigaba D. Luís, su hijo, porque no se sabía el catecismo. Aquí fue compañero de Manolo Lin, Lalo Figo, etc. Luego fue a clase a Udrión, andando con Manolo Isidro; el maestro llamábase D. Luís. La primera comunión la hizo en esta iglesia junto a sus hermanos Manolo y Gloria. Durante la guerra estuvo con su familia en Parades, en casa de su abuela materna, Casa el Periquito y un tiempo en La Matiella, en Panizales. Hizo la mili en el Regimiento de Infantería de Simancas, en Gijón, donde mantuvo muy buena relación con Arturo Valdés, de Miobra, que como ya era veterano, le protegía de novatadas. El primer día estaba tan nervioso y disgustado que hasta le tuvo que coser Arturo los botones de la guerrera del uniforme, ya que se las daban sin ellos. Este fue el peor momento de su vida. Su mejor amigo fue y es, Pachu el de Delfa. Con él y con sus hermanos y con Manolo el Barberu salía de romerías, al cine a San Cucao y al baile de La Venta. Tenía una bicicleta, regalo de su padre, lo que entonces era casi un lujo, y en una ocasión yendo a la romería de Ferroñes, al bajar Castiello cayó de ella y se rompió los pantalones, teniendo que dar la vuelta e ir al médico a curarse. Pepe trabajó siempre en el campo, siempre en su Mariñes querida, es servicial como nadie y en esta parroquia sabemos que podemos contar siempre con él. Se interesa por nuevos proyectos y siempre está dando ánimos para seguir adelante. Es hombre sencillo, de buen conformar, de conversación amena, siempre de buen humor y siempre a disposición de quien lo necesite. Es de las personas que dejan huella y cuando algún día, esperamos que muy lejano, falte, quedará mucho tiempo en el recuerdo de cuántos lo conocieron. Falleció en 2005.