Nieves Miranda Suárez

 Nieves es la segunda por la izquierda

 

Parroquiana del año 2002

 

Mª AZUCENA MIRANDA SUÁREZ, para todos nosotros Nieves de Vitorio el Cura. Vive a mil pasos de nuestra iglesia, donde nació el día 6 de agosto de 1918, es la cuarta hija del matrimonio formado por Vitoriano Miranda y Carmen Suárez, sus hermanos, Aquilino (fallecido), Benjamina, (Jama), Adolfo (fallecido), José, Paz (Pacita) y Vicente, tuvo también un hermano adoptivo llamado Manuel (fallecido). Nieves fue a la escuela con el maestro D. Gorgonio Gutiérrez, del que no tiene muy gratos recuerdos, al contrario de una maestra, Josefina, que daba clase en una habitación de casa El Maestro. Nieves siempre fue muy inteligente, prueba de ello fue que Josefina, pretendía que estudiase para maestra y en conversaciones mantenidas con su madre le estimulaba para que la llevase a estudiar, argumentando esta que eran pobres y de donde iban a sacar el dinero para tal formación. Fueron sus compañeras entre otras, Olvido y Pura El Maestro, Gloria y Amor de Anxilín. Hizo la Primera Comunión en Biedes. Aprendió a coser con Mª Roque, a la que le unió una gran amistad y una simpatía recíproca, que duró muchos años, acudió a este taller junto a Consuelo Valdés. Durante la guerra estuvo refugiada, con su familia primero en Brañes en casa de D. Ramón y posteriormente durante 14 meses en Solís en Casa de Nicasio de la que guarda momentos gratos a pesar de la guerra, ya que sus hermanos Aquilino y Adolfo se encontraban en el frente. Nieves trabajaba en casa, desde lindiar, buscar agua a La Fontona, lavar en El Riego, a la espera de que llegase el domingo o día festivo para acudir a las Romerías como podían ser Los Mártires de Mariñes, la Fiesta de Santullano, el Carmen de Bonielles y Tamargo donde acudía en ocasiones cumpliendo una promesa. También iba al baile a La Granda, a La Venta o se quedaban en casa de Concha Pedro donde se vendían ablanes y otros perdones. Entre sus amigas de aquella época citaremos a Pura y Aurora Lin, Ramona Xugal y María de Casa José Santa. Nieves no se casó, no tuvo hijos pero en cambio fue toda una Madre para sus sobrinos a los que cuidó con el afecto y el amor que ofrecen las Madres, algunos de estos son Manolita que pasó largas temporadas en su casa asistiendo a la escuela con Dña. Cesarina, Benjamín que también pasó largas temporadas asistiendo también a la escuela y donde hizo la Primera Comunión, Maribel y Orlindes; todos tienen anécdotas y vivencias que contar como si de su verdadera madre se tratase. Nieves, una vez casadas sus hermanas se quedó con sus padres y hermano Vicente al frente de la casa, siendo por tanto la responsable de prepararlo todo, desde la leche, la tortilla y las fiestas. Los atardeceres de los domingos se reunían en casa de la maestra D .ª Alicia con Carmen Güeyo, María Roque, Concha Pedro y también otra Alicia que vivía en casa de Gloria; se guiñaban el ojo, se tiraban besos, se sacaban la lengua, de vez en cuando hasta de una manera prudente se levantaban la voz y es que pasaban el tiempo jugando a la brisca.

Comments